martes, julio 09, 2013

Raiders / Caminantes: descubriendo la descubierta



(dedicado a MT)

            Cuando leemos sobre la existencia de la“descubierta” nos quedamos con la sensación de que necesitamos algo mas, no nos alcanza con el juego de que los Raiders / Caminantes vayan a dar una vuelta y encuentren algo para hacer, de allí esta invitación a indagar un poco más sobre esta preciosa herramienta.

Los tiempos de la descubierta:

            Ubicar tiempos en la realización de la descubierta es algo que conviene. Gracias a ello nos haremos de una metodología de trabajo que nos facilitará la tarea. Los tiempos sugeridos son los siguientes:

-          Un tiempo de ver

-          Un tiempo para comprender

-          Un tiempo de concluir

            En el tiempo de ver salimos a la búsqueda de lo desconocido que no hemos visto nunca, o de lo desconocido en aquello que vemos todos los días. Tomamos notas, sacamos fotos, utilizamos distintos recursos. En función de lo que vemos, decidimos cuál será el derrotero de nuestra aventura de descubrimiento para de esta manera ingresar en el tiempo para comprender. Comprender implica trabajar de otra manera sobre lo registrado, indagar  profundamente para que se produzca el descubrimiento. El tiempo de concluir implica el armado y exposición de lo trabajado, pudiendo hacerse de forma comunitaria para que además de nosotros otros se beneficien de nuestro trabajo.

Un mapa general para construir un mapa particular.

            Trabajaremos sobre la descubierta de un espacio físico que puede ser nuestro propio barrio (lo que nos daría tiempo de trabajo) o de otro lugar como el sitio donde acamparemos o estamos acampando. La diferencia entre uno y otro será la del tiempo y la de definición de los recursos a utilizar.

Tiempo de ver

1)      Un mapa general: Conseguimos el mapa del lugar y definimos la zona donde centraremos nuestra búsqueda (un barrio, un pequeño pueblo rural, una escuela, etc)

2)      Si estamos en nuestro Atellier / base taller elegimos una pared, la cubrimos con papel y dibujamos el mapa en grande.

3)      Nos dividimos en pequeños grupos marcando distintos caminos a seguir. Cada grupo irá con anotador y  cámara fotográfica; recorrerá el camino elegido tomando fotos de lugares que les llamen la atención (casas, monumentos, plazas, etc.). Preguntarán a personas de la calle o instituciones oficiales (turismo, delegación municipal) sobre qué es ese lugar (una casa antigua) y a quien tienen que ver para obtener mayor información… de esta manera accederán a los nombres de referentes locales.

4)      Una vez terminada la recorrida, llegan al taller caminante e imprimen las fotos elegidas en papel común para ubicarlas en el mapa de la pared.

5)      Queda a vista de todos el mapa general… cada equipo cuenta su experiencia y entre todos elegirán dónde centrarán el trabajo de descubrimiento y a quiénes entrevistarán; se sugiere que como es una experiencia acotada no sean muchas personas. Si es en nuestro barrio el mapa puede seguir en el Taller Caminante y para el próximo ciclo de programa podemos seguir trabajando en él con nuevos recorridos...

Tiempo de comprender:

            El tiempo de comprender es el momento más fuerte ya que vamos al encuentro con el otro y  su historia, que siempre será singular. Construimos un mapa general y el otro nos mostrará su recorrido particular; a la manera del “mapa del merodeador” de Harry Potter compartira con nosotros sus distintos recorridos. Es conveniente llevar cámara fotográfica, anotador, grabador (mp3) y tiempo… Puede que algunas personas no quieran ser entrevistadas aunque generalmente cuando uno invita a la gente que nos cuente sobre el lugar y sobre ellos lo hace de forma gustosa.

a)      Los equipos solicitan entrevistas a las distintas personas que elegidas, que serán los referentes locales señalados por la comunidad 

b)      Se realizará la entrevista indagando sobre aquello que nos llamó la atención del lugar. Nos adentraremos en su historia; de allí puede que aparezcan anécdotas, fotos incluso objetos que registraremos.

c)      Si nos cuenta anécdotas tomamos nota de ellas y si lo sucedido es dentro de nuestro “mapa” registramos claramente el lugar: “En la plaza  del pueblo se realizó la primer carrera de 800 mts en sillas de ruedas” “En el bar de Melipal y Cuchuza  un día se pareció Larralde y canto gratis para el pueblo” “en la fuente de la plazita los enamorados tiran unas monedas  y piden deseos”

d)      Si nos muestran fotos, con autorización podemos fotografiarlas con nuestra cámara e invitar a la persona que nos relate qué pasaba en el momento que la foto fue tomada, que sucedió antes, que sucedió después y la invitamos a ponerle un título. Generalmente muestran muchas fotos, por lo que le pedimos al entrevistado que seleccione dos o tres.

e)      Si nos muestra un objeto (o nos llama la atención un objeto) le tomamos una foto y le solicitamos que nos cuente sobre él, si tiene utilidad para qué sirve, cómo llegó a ese lugar etc. Como ejemplo: si vamos a una ONG que trabaja con chicos con Parálisis Cerebral y retraso mental severo, seguramente nos llamará la atención objetos que para las personas son cotidianos, por ello conviene preguntar… una grúa para levantar chicos que tienen problemas de espasticidad (Parálisis cerebral) o distintos elementos que se usan para la rehabilitación no es algo que nosotros vemos todos los días y generalmente desconocemos su importancia.

f)       Con este trabajo podremos recortar un mapa particular de nuestro mapa general

Tiempo de concluir:

           Una vez en el Atelier / Batse taller completamos nuestro mapa que ha dejado de ser un mapa común… en él quedan expuestos nuestros caminos y encuentros con la comunidad, lo que nos ha permitido completar el trabajo hacia donde orientamos nuestro descubrimiento… la gente del barrio, historias del lugar, instituciones y sus necesidades.

          Una vez concluido el mapa con todos sus anexos (fotos, historias, por qué no algún vídeo de soporte) conviene concluir con una actividad de muestra de lo realizado, abierta a nuestra comunidad scout, compartir con otros lo que descubrimos… después veremos, quizás sea una empresa que concluye o una que comienza, lo que es seguro es que todos nos beneficiamos con el trabajo

      Para finalizar les dejo un poema de Marcelo Díaz, poeta bahiense… léanlo, es una invitación al trabajo…

Un mapa del tamaño de una habitación
Un mapa en borrador
Un mapa trazado en lápiz, apenas nítido
Frágil, fácil de ser borrado, como la memoria
Un mapa de barrios de origen obrero
Un mapa en el que se oyen voces cruzadas
“acá estuvo” “allá vivía”
“en ese lugar pasó que”
“En aquella esquina nos conocimos con…”
“Una vez, en donde estamos parados…”
Un mapa que es muchos tiempos, muchas historias
Un mapa de un mundo conocido y sin embargo a descubrir
Un mapa hecho de encuentros y conflictos
Fotografías, recortes, proyectos, testimonios
Sueños, fracasos, construcciones colectivas
Un mapa en el que digamos cómo se vivía en este
Lugar que hacemos día a día
Un mapa que nos recuerde que solo
Se habitan lugares encantados