lunes, marzo 28, 2016

Relatos distópicos. Una Buena Acción "a la antigua"



            Los Huemules ingresan a la vieja escuela donde se encuentran quienes están en cuidado de Iris.

-         Iris. Los que les dicen “desalmados” es porque no aceptan la diversidad del género humano. No todos estamos de la misma manera en el mundo, pero la Corporación insiste en que sólo es posible si se produce y se es útil a lo que ellos definen como fines de la sociedad, quienes no lo hacen serían seres sin alma. Siempre me pregunto ¿Cómo será el alma de quienes califica de desalmados a quienes más necesitan de de los demás?
-         Kemal.  Pero nosotros vimos unos vigilantes con cabeza pequeña en un lugar donde cultivaban órganos.
-         Iris. Son seres humanos genéticamente fabricados a partir de un experimento que hizo Sonmanto que provocó hace 50 años un virus que se llamó Zika. En la actualidad secuestran mujeres “desenlazadas” las inseminan como a animales y 10 meses después aparecen sin memoria de lo ocurrido.
-         Ruben. ¡eso no puede ser, sino lo sabríamos!
-         Iris. La Corporocracia determina qué es lo que saben, que no, que deben consumir  y qué deben pensar. Mejor trabajemos con nuestros niños ¿querían hacer una Buena Acción?... bien… comencemos

            Los huemules conocen a los niños, la mayoría de ellos no hablaba, los que lo hacían eran pocas las palabras que usaban. Algunos no podían caminar y se encontraban sentados. Se fueron poco a poco a establecer un primer contacto… no sabían bien cómo hacer, solo se acercaron y comenzaron a establecer un vínculo.

-         Iris. Bien. Vamos al río a pasar la tarde, ya que nuestros amigos scouts están con nosotros van a colaborar cargando a “caballito” a Eloísa y Franco,  llevarán de la mano a algunos de los otros chicos.

            La caminata comenzó. Eloísa reía mientras con sus manos tapaba los ojos de Sacha. Franco golpeaba suavemente con los talones a Kemal mientras decía “¡Ico! ¡Ico!”; Ruben se retrasaba porque Estela de vez en cuando se quedaba empacada como mula y había que esperarla. Las cargadas y las risas no se hicieron esperar hasta que llegaron al río donde todos se sentaron en un gran círculo y los huemules le sirvieron jugo hecho de naranjas naturales, ayudando a quienes no podían usar sus manos para llevarse el vaso a la boca.

-         Iris. Bueno… ahora vamos a salir a explorar un poco por el lugar, no se alejen, cada miembro de la patrulla acompañará a uno de los chicos, se dejará guiar por él, lo único que les pido es que los cuiden y no dejen que hagan algo peligroso… cualquier cosa me llaman y los ayudo.

             Y así los huemules se alejaron unos metros… no falto mucho para que fueran llamando solicitando ayuda… al finalizar la tarde se dirigieron de nuevo a la casa y luego de cenar Iris los reunió para agradecerles su ayuda y conversar sobre la actividad que habían realizado.

            - Iris. Les agradezco el trabajo ¿qué les pareció la experiencia?
            - Kemal. Extraña… casi no hablan y se relacionan de otra manera a la que estamos acostumbrados. Incluso hacen cosas que son muy raras
            -  Iris. Si… la palabra es una de las formas que tenemos para acercarnos a la realidad, pero no es la realidad. A todos desde chicos nos enseñan a pensar qué es lo correcto y que no, de esa manera vamos haciendo nuestras las palabras que están dentro del lenguaje pero son los demás los que les dan el significado, las palabras no significan nada, sólo tratan de hacer un relevo de nuestro contacto con las cosas y las personas.  Un ejemplo sencillo es lo que hoy les pasó a Uds. ¿cómo se acercaron a los “desalmados” si les enseñaron la significación de que “no tienen alma”?  Uds. en los primeros años de vida necesitaron muchísimo cuidado y  nadie decía que no tenían “alma”. Si el “alma” es lo que se considera humano, ellos no serían humanos. La palabra determinó de qué manera Uds. se fueron acercando, la experiencia con ellos usando todos los sentidos cuestiona esta clasificación que impone la Corporación para aquellos que son entendido como un gasto que Ciudad Centro puede prescindir.
            - Ruben. Pero si tienen lesiones en la cabeza ¿acaso el cerebro no es el alma?
            - Iris. El cerebro es una parte del cuerpo que está sobrevalorada. Todas las experiencias que Uds viven no suceden en él, sino en la periferia y en los agujeros que comunican el interior del cuerpo con el exterior. Lo que se vemos está fuera del cuerpo y se repite la imagen en el ojo de forma invertida; la piel con la que sentimos el frío, el calor, el viento es una cobertura alrededor de los agujeros por los que realizamos los intercambios con el exterior; con la boca no solo ingerimos alimentos sino provocamos otro tipo de intercambios como el beso al saludar; el olfato nos permite que una parte del objeto que está fuera la sintamos dentro del cuerpo; el ano desecha aquello que a nuestro cuerpo ya no le sirve al igual que la uretra –y de hecho muchas personas encuentran un gran placer en las dos actividades los genitales también permiten el desarrollo de placer de forma solitaria o en el encuentro con otros. El cerebro permite dar forma y expresar algunas cosas, pero lo más importante es el lenguaje, ustedes hoy pudieron darse cuenta que aunque algunos no hablen, entienden.        
              -  Maximilian. Es cierto, pero los “desalmados” no son normales…
            - Iris. Si al GPS que ustedes tienen, se le rompiera algún componente y dejara de informarles a donde está el norte ¿eso quiere decir que no existe la señal que envía la información? No sabemos lo que es el alma, pero sería algo así como la señal que a veces se ve interrumpida por un funcionamiento distinto, en ese punto mucho más cercano a lo real porque la traducción implica una toma de distancia en función de las palabras que incorporamos y las significaciones que nos dijeron, nuestra realidad está construida por palabras y quienes dominan las palabras construyen la realidad… por eso la Corporación reescribió la historia de la humanidad y se apoderó de todos los medios educativos e informativos. Allí es donde enseñan que “lo normal” es ser “útil a la sociedad para ser feliz” y los “desalmados” no son útiles, por lo tanto no son felices. Uno de los grandes errores de la Corporocracia es su pretensión de eliminar la diversidad, aquello que consideran que no sirve, pero que ha sido el motor de la evolución. Lo que consideran que no es útil debe ser desechado  y eliminado. Los “desanudados” hemos logrado con mucho esfuerzo evitar que algunos animales se extingan, por ejemplo los caballos con los cuales el hombre se ayudaba a hacer tareas en los campos. Sonmanto para producir más y más fabricó robots y drones porque de esa manera ya no era necesaria ni la gente ni los caballos en los campos; los campesinos pasaron a ser “desenlazados” y librados a la contingencia, y los caballos casi se extinguieron, dada la inutilidad para las Corporaciones.
              - Sacha. ¿Por qué dice que los “desalmados” quizás están más cerca de lo real?
           - Iris.  La pantalla y la palabra construyen la realidad de Ciudad Centro y quedan relegados otros sentidos. ¿Qué es una flor? ¿Una imagen? Hoy Estela se acercó a una y se las comió…
                - Ruben. ¡Si, enseguida se las saqué de la boca!
               - Iris. Si… te vi hacerlo… bueno ella estaba explorando lo que es una flor, la tocaba, la miraba, la acariciaba, la puso en su boca y se la comió… parece que le gustó porque no la escupió!... bueno, esa es la forma que tiene ella de conocer la realidad. Uds. ¿sintieron alguna diferencia al salir de Ciudad Centro?
            - Sacha. Había olores distintos por todos lados, no sabíamos que eran. Y también sentimos frío y calor, el viento en la piel…
             - Iris. En Ciudad Centro todo tiene la misma fragancia, incluso los alimentos que ingieren poseen productos para que las heces no despidan olores. Los sabores son escasos por eso en estos dos días que llevan en el exterior están invadidos por gustos desconocidos que dependerá de cada uno sea sabroso o no, la interfaz neural elimina el uso del cuerpo estimulando eléctricamente los músculos sin ningún tipo de riesgo – ni experiencia del cuerpo – La Corporocracia anestesia sus sentidos para que construyan la realidad a partir de lo que ven y lo que escuchan… y son ellos quienes lo determinan. Antes de dormir vamos a juntarnos a contarles cuentos a los niños – adultos… les gusta mucho


            Los Huemules fueron a distintas habitaciones a leer cuentos… si el día comenzó con temor y rechazo, terminó con sentimientos de ternura que antes no habían sentido… esto era una Buena Acción, un Servicio… no la compra de un producto creyendo que otros van a hacer por nosotros.

viernes, marzo 25, 2016

Relatos Distópicos. Los "desalmados"



            Al despuntar el sol los huemules despiertan. Manuel había preparado un desayuno “a la antigua”: Pan horneado en una cocina a leña, miel, café con leche.

-         Maximiliam. ¿y qué hacemos con nuestras pastillas de alimento?
-         Manuel. Guárdenlas por si en algún momento las necesitan. No hay como la comida que obtenemos de la naturaleza… el pan está hecho con la harina que muele un vecino, la miel proviene de las colmenas de Iris y la leña de las ramas muertas de los árboles.
-         Kemal. Pero todo eso está contaminado, nuestros alimentos tienen garantía de no poseer bacterias y están equilibrado con la necesidad de oligoelementos que cada uno necesita en el día.
-         Manuel.¡Veo que en Ciudad Centro han avanzado mucho con la publicidad!. Las pastillas que Uds. consumen son extractos de las mismas cosas pero con sabores sintéticos universales, además todos los productos son transgénicos y eso implica que se desarrolla una característica del alimento y se eliminan otras. No es seguro suponer que es ventajoso para el cuerpo humano o para el disfrute del alimento, porque muchas veces se eliminan propiedades curativas con la que luego se hacen medicamentos. ¡Un solo gusto para una pastilla que se disuelve en la boca con sabor artificial!
-         Kemal. Pero ¿para qué sirve el gusto?
-         Manuel. El sabor brinda placer, también es una forma de conocimiento de las cosas. En mi época de scout el mejor cocinero de las patrullas recibía un premio. Les cuento una pequeña historia: En el valle del Rhin existían 30 variedades de manzanas, cada una distinta en color, tamaño y sabor. Los alemanes solían hacer distintas comidas usándolas, desde el famoso strudel hasta mezclar algunas variedades agridulces en ensaladas. En los inicios de la Corporocracia Sonmanto elaboró tres tipos de manzanas transgénicas, cada una con propiedades distintas, y poco a poco en el valle del Rhin se fueron perdiendo las distintas variedades, perdiéndose los distintos sabores y propiedades… Se buscó un mejor tamaño y una mejor cantidad de frutos por planta, y se perdió el sabor, y la naturaleza se estancó dentro de las corporaciones, porque la diversidad es la Ley natural más importante de la evolución, solo a partir de ella es posible. Hoy en el valle del Rhin la producción es de una empresa subsidiaria de Sonmanto y si los productores están obligados a  usar sus plantas pagandole a la corporación un porcentaje de la producción por la patente genética, usar variedades está prohibido porque según los científicos de la Corporocracia sus características “no reúnen los requisitos científicos adecuados”. Sonmanto es la Corporacion del Gobierno encargada de decir qué alimentos sí, y cuáles no.
-         Ruben. Si los científicos lo dicen debe ser así, las manzanas “naturales” no son seguras.
-         Manuel. Muchachos… La ciencia está al servicio de la Corporocracia ¿no se pusieron a pensar por qué existe el “mercado negro”? ¿Será cierto lo que dicen los Organismos corporocráticos cuando sus mandos medios y superiores no consumen transgénicos por eso tanto la policía como las autoridades dejaron habilitado el túnel permitiendo el comercio “ilegal”, cuyo destinos son los que se encuentran en el nivel más elevado del sistema de castas? Para la gente común de la ciudad los transgénicos son la comida obligatoria, y con los años y las nuevas generaciones pueden provocar cambios genéticos en los humanos que si son detectadas en el embarazo se produce la eliminación de los fetos; y si  ocurre cuando nace un niño con alguna disfunción le dicen a sus padres que no tienen alma, enviándolos fuera de la ciudad a supuestos  lugares donde la Corporación los cuidaría por ellos. La realidad es que eso no ocurre, Iris la productora de miel es una de las personas maravillosas que recoge esos niños abandonados para que mueran, los recibe y luego ubica en familias que se ofrecen a cuidarlos, sino ella y algunos colaboradores lo hacen.

            Los huemules hicieron un profundo silencio, se miraban entre ellos, no podían creer lo que escuchaban en boca de Manuel, ellos mismos habían comprado con la tarjeta scout productos que destinaban una parte de su ganancia para el cuidado de los niños con lesiones graves, entre otras cosas porque ofrecían mucho puntaje de Buena Acción.

-         Sacha. ¿y podemos verlos?
-         Manuel. Iris vive cerca, pero los niños no están en exposición, lo que sí podrían hacer es una buena acción ayudándola
-         Kemal. –se resistía a creer lo que el viejo pescador le decía -  Pero aquí los créditos para ayudar a Iris no sirven! Las instituciones para colaborar con buenas acciones son provistas por la Organización Scout y entonces comprando productos los intercambiamos por créditos de BA… por ejemplo si compramos agua “Melipal” por cada botella la corporación planta un árbol, por cada compra de calzado “Keni” la corporación envía medicamentos para los “desenlazados”
-         Manuel. Jaja… ¡Nunca vimos medicamentos de Ciudad Centro por aquí!. Para los verdaderos scouts los créditos se obtienen cuando se pone el cuerpo a trabajar en ayuda a los demás, eso del dinero es para tranquilizar la conciencia creando la ilusión - planificada por la Corporación- de que esquivando el contacto con los otros y poniendo dinero para que alguien haga algo por ello nos hace personas cabales y verdaderos scouts. Les digo que eso no es una Buena Acción o servicio… En mi época de niño gran parte de las grandes ONGs gastaban casi todo su dinero en propaganda, mantenimiento y empleados de la Organización a los que  llamaban “voluntarios” siendo que percibían un salario, más allá de que sus gestas nunca eran políticamente neutrales porque defendían a algunas corporaciones por sobre otras. Lo que sucede en la Organización Scout y los créditos de BA parte del mismo supuesto, que se basa en creer una mentira ¿Quieren saber lo que es una Buena Acción? ¡leánlo el libro que les di de Baden Powell!

            Los huemules deliberan y deciden entre todos ir a realizar una Buena Acción de patrulla en “vivo y en directo”… no sabían bien de qué se trataba pero probarían. Dado que el GPS solo señalaba rutas y no la geografía, Manuel les dio un mapa y les explicó como orientarse… el aparato electrónico sólo les serviría de brújula por lo que deberían estar atentos a por dónde iban. También les dio papel y lápiz y les sugirió que vayan escribiendo o dibujando qué es lo que veían a cada lado del camino para poder orientarse al volver.

            Al llegar al lugar se encontraron con Iris, una mujer de unos 40 años que junto con unos colaboradores llevaba adelante una producción de miel con mas de 1000 colmenas cerca del río, y alojaba en su casa que era una vieja escuela del siglo pasado, unos 30 niños  adultos que no había podido ubicar en familias sustitutas.

            Sacha. Hola! Nos envía Manuel… el pescador
            Iris. Si… me aviso por el telégrafo, dijeron que querían ayudarme un poco con los niños y adultos que cobijamos en la casa… tenemos todo el día, lo único que puedo ofrecerles es comida y el establo donde dormir.

            Huemules ¡Aceptamos!

jueves, marzo 10, 2016

Relatos Scouts Distópicos. Manuel, el pescador.



            Para huir de los vigilantes los huemules deciden alejarse de los prolijos campos  hacia la zona donde se veían muchos árboles de fondo. Al llegar al lugar se encuentran con un paisaje asombroso… una enorme cantidad de agua en movimiento, pájaros volando y nuevamente esa mezcla de olores que no podían clasificar.

-         Kemal. ¡marchemos río arriba… si es que esto es un río!

            A medida que avanzaban compartían no solo sus temores sino aquello que le provocaba sorpresa.

-         Maximiliam ¿viste cómo se siente la textura del tronco? ¡nada que ver con la interfaz neural!
-         Ruben. Cierto, nada que ver… de hecho me arde mucho la mano porque creo que las hojas que estuve investigando son las llamadas ortigas
-         Sacha ¡Nooooooooo!
-         Todos. Ja ja  ja ja
-         Sacha. Se acerca la tarde… tenemos que ver cómo vamos a pasar la noche porque luego tenemos que volver a Ciudad Centro y contactar a Joao a ver si nos puede solucionar el problema con la Policía Corporativa que hace negocios con el papa.

            De pronto, unos 100 metros más adelante observan que alguien se acercaba al río. Se ocultan. Un anciano con mucha tranquilidad tomaba una vara, le colocaba unos artefactos que tenía y lanza algo hacia el río, para luego sentarse con la vara en la mano. Luego de deliberar entre ellos deciden acercarse.

-         Sacha. ¡Hola!
-         Anciano. Hola ¿Quiénes son ustedes? ¿están perdidos?
-         Sacha. Salimos de Ciudad Centro a ver cómo era fuera.
-         Anciano. ¡Ah! ¿buscando problemas con la Policía Corporativa? Jaja ¿cómo hicieron para salir?
-         Sacha. Por los túneles.
-         Anciano. Me llamo Manuel, y vine a pescar algo para la cena… cuando el río está calmo, al atardecer, suelen salir buenas presas.
-         Maximiliam ¿eso que hace es pescar?
-         Manuel. Si… ¿nunca lo habían hecho?... si no están apurados les presto una caña, pueden probar una comida que no sea sintética y quizás les guste
-         Piero ¡Buenísimo!

            Los huemules se sientan cerca de Manuel y siguiendo sus indicaciones quedan hipnotizados esperando que la boya de la caña se mueva, con tal suerte que a los diez minutos se hunde anunciando que un pez había mordido. El corazón de Piero latía muy rápido y poco a poco fue recogiendo la línea de pesca hacia la orilla.

-         Ruben. ¡Yo lo agarro!
-         Manuel. Con cuidado, que no se corte la línea.
-         Kemal ¡lo tengo! ¡uy! ¡parece jabón!

            Fueron necesarios tres huemules para inmovilizar al pez, el problema era quien lo mataba.

-         Manuel. Lo van a comer, mátenlo… así sufre porque no puede respirar. Háganlo rápido y agradezcan a Dios que hoy tienen alimento, porque sólo se pesca para alimentarse y se devuelve al río aquello que no se va a comer. Si no tienen donde pasar la noche pueden venir a mi casa, vivo con mi nieto Pepe y seguramente va a ponerse contento porque tendría con quien charlar y compartir la comida.
-         Huemules ¡Gracias!

            En el camino a la casa Manuel les contó que cuando era joven había participado en la construcción de Ciudad Centro como Ingeniero en Sistemas de Computación. Al producirse el desplazamiento del sistema democrático hacia la actual Corporocracia, por sus ideas políticas fue expulsado de la ciudad y se radicó en el río.

-         Manuel. En esa época se impuso el pensamiento de que los políticos no servían para gobernar porque había que entender a los países como empresas, por ende los empresarios debían gobernar. Las grandes empresas no tenían países, se llamaban “multinacionales” porque de acuerdo a sus intereses estaban en un país o en otro para maximizar sus beneficios. En función de tratados se eliminan los regímenes democráticos donde se elegían personas en función de cómo pensaban debían ser los países regulando a las grandes empresas y se dio lugar a constituciones nacionales donde los gobiernos se conformaban a partir de representantes de las corporaciones, a eso se lo denominó Congreso Corporocrático que comenzó a legislar a favor de quitar las regulaciones al trabajo y a ocuparse de cada aspecto de la vida de las personas. Reformularon la historia de la humanidad en función de sus intereses, eliminaron los libros de formato papel y decidieron qué se publicaba y que no en la grandes bibliotecas corporativas convirtiendo lo no aprobado por ellos en delito, Chicosoft creó un sistema educativo por condicionamiento que enseñaba a partir de los 5 años qué sentir y pensar, delineando el actual sistema social de castas de Ciudad Centro donde viven los CEOs, mandos intermedios,  jerárquicos y calificados; mientras que fuera de Ciudad Centro viven los obreros y los “desenlazados” que son desempleados, enfermos mentales y aquellos que se consideran peligrosos por sus ideas sociales que cuestionan la Corporocracia… Fuera de Ciudad Centro cada uno se la arregla como pude; anteriormente el sistema democrático con sus errores permitía que todos estén incluidos, tuvieran derechos que los Estados debían garantizar, pudieran estudiar lo que quisieran y al no haber castas las personas tenían las mismas oportunidades tanto de estar en la parte baja de lo social como en la parte alta. La salud incluso para los más enfermos eran atendida por el Estado Democrático… actualmente en Ciudad Centro el promedio de vida es 90 años y fuera de ciudad centro de 60 años por la posibilidad de acceso a la salud.
-         Sacha. Pero si Usted estuvo en el diseño ¿por qué lo expulsaron?
-         Manuel. Porque el sistema lo habíamos diseñado para incluir a todas las personas y no para que solo un grupo se beneficie, y eso para las corporaciones implicaba desembolsos de dinero que consideraban injustos.
-         Sacha. A nosotros nos enseñan otra cosa…
-         Manuel. Claro… lo hacen las computadoras de Chicosoft porque al no necesitar maestros, los programas corporativos determinan qué se tiene que saber y qué no… bueno llegamos a casa… Pepe va a estar contento.

            En casa de Manuel conocieron a Pepe, que era Hacker. Como Manuel había diseñado los sistemas de Ciudad Centro tenía acceso a puertas secretas de los programas. Usando sus habilidades Pepe quitó a los huemules de la lista de los “buscados” y los ubicó en actividad presencial de la Organización Scout dándoles una semana para recorrer las afueras de Ciudad Centro. En honor a los invitados Manuel decide cocinar fuera de la casa y después de la cena los junta alrededor de un fuego donde le cuenta historias de otros tiempos.

-         Manuel. Bueno muchachos… les voy a dar algo que les va a servir para estos días de recorrida

            Saca de su Bolso un ejemplar de un libro en formato de papel, bastante maltrecho por su uso.

-         Sacha. ¡¡Es escultismo para muchachos!!  ¡¡Mi abuelo lo tiene escondido!! ¿¿Usted fue scout??
-         Manuel. Si Sacha… quizás por eso hoy me encuentro fuera de Ciudad Centro jajaja. No te lo había dicho pero fui Scout con tu abuelo; con él y los miembros de mi vieja patrulla nos comunicamos por las viejas radios de frecuencia en código morse, que se dejó de usar a fines del siglo XX; la corporación no prestas atención a esas comunicaciones. El me avisó que le parecía que se habían escapado y decidí vigilarlos. No les dije nada para que pudieran sentir por sí mismos algo de la aventura. Como escaparon sería bueno hacer un raid  aprovechando que para cada una de sus familias ustedes estarán todo el tiempo en la Organización Scout haciendo actividades y cursos presenciales.
Huemules ¿¿raid real?? ¡¡Buenísimo!!

            Pepe se acercó con una guitarra y a la luz de la luna les enseñó viejas canciones que los scouts cantaban en sus fogatas…


            Manuel trajo mantas para que pudieran pasar su primer noche bajo los estrellas.

lunes, marzo 07, 2016

Infancia y adolescencia... una cuestión de derechos




            Los últimos años por distintas situaciones vividas con mis hijos dentro del movimiento scout y por el tipo de actividades desarrolladas en distintos ámbitos de mi vida laboral en el trabajo de asesoramiento a instituciones que atienden discapacidad o en organizaciones que intervienen con niñez en riesgo social, me han servido para reflexionar sobre la diferencia entre la simple declamación de derechos y los vulneración no intencial de los mismos por parte de quienes los declaman. ¿Quién podría estar en contra de que los niños tienen derechos?

            Considero interesante preguntarnos: ¿Ocupamos una posición que conviene a la promoción de los derechos de la niñez y juventud? ¿Ofrecemos a nuestros jóvenes orientaciones para que ellos mismos sean promotores? ¿Ofrecemos a nuestros adultos orientaciones para saber hacer con la inclusión de niños y jóvenes con diferentes problemáticas? Entiendo que el problema es complejo y por un lado juega la estructura de las organizaciones (cómo se orientan y crean herramientas en función del objetivo) y por otro la interrelación de las personas que están con los pibes, que difícilmente consideren que sus prácticas muchas veces atentan contra los derechos de los niños e incluso pueden ser segretativas avaladas implícitamente por los mecanismos segregativos en los que participan. Si una Zona o Distrito tiene este tipo de prácticas con los adultos, cualquier especialista en instituciones afirmará sin dudarlo que las mismas se repiten en los grupos que la conforman, y por ende con los chicos… de allí el silencioso maltrato institucional promueve que las personas se retiren del movimiento quedando en él los “mas iguales”.

Una estructura al servicio de los derechos de los niños

            Si la promoción de los derechos de la niñez y juventud no atraviesa la estructura de la asociación, difícilmente adultos y jóvenes puedan trabajar de forma articulada. ¿Qué significa atravesar la estructura?... Que la gestión, el programa y la formación, estén atravesados por ellos; que no significa agregar un módulo específico del tema. ¿No será tiempo de analizar, pautar y jerarquizar la estructura de gestión para que no quede reducida simplemente a una coordinación scout sino que se encuentre en servicio real a quienes trabajan con los niños y jóvenes? ¿Acaso el Jefe de grupo o el de rama deben ocuparse de todo? ¿El Distrito y la zona no debieran establecer lazos de trabajo común con las Instituciones Gubernamentales y no Gubernamentales que abordan el tema para hacerles de soporte concreto a los grupos, lugar donde sucede la Misión del movimiento?  ¿Quiénes están a cargo de los territorios: no debieran tener una relación cercana con los servicios locales de niñez y adolescencia, minoridad en riesgo, y los distintos nombres con los que se abordan estas problemáticas? ¿No debieran establecerse pautas de interacción entre los mismos, para que en el momento de la inclusión y promoción no queden los dirigentes en soledad y sin acompañamiento?

            Cualquiera podría decir ¿por qué hacer estas cosas?. La realidad es que los grupos scouts con buena voluntad abordan a personas con discapacidad o dan lugar a chicos con distintos problemas sociales - legales, que muchas veces por falta de recursos gubernamentales y carencias de los sistemas de abordaje (salud/social) son derivados al grupo scout con la única argumentación de que “les hace bien”. Observamos generalmente que los derivadores se desentienden de los chicos al no prestar asistencia u orientación a los grupos que por buena voluntad pueden entrar en situaciones de riesgo por desconocimiento o falta de orientación, con las respectivas consecuencias sobre el grupo de chicos y con posibilidad de implicancias legales en caso de que algo ocurra.

            Por otro lado la organización no brinda herramientas para que el chico  y su familia (en el caso de inclusión no es posible sin ellas) además de estar en el grupo scout y beneficiarse del contacto social con otros se beneficie del programa, pero para ello se precisan desarrollar herramientas concretas que en la actualidad no existen y que se encuentren al alcance del dirigente común.


            Si la gestión con los derivadores debe ser asumida territorialmente a partir de convenios de colaboración y pautas claras que beneficiarían a los niños y a quienes los reciben; la elaboración de herramientas de trabajo y Programas específicos con relación a la promoción de los derechos de la infancia, es responsabilidad de la Organización Nacional… Si la estructura no está al servicio de los beneficiarios, corre el riesgo de convertirse en una especie de ente por encima de los grupos que poco aporta al trabajo real y concreto, incluso siendo obstaculizadora para el cumplimiento de la misión institucional.

viernes, marzo 04, 2016

Relatos Distópicos. Fuera de la ciudad - pantalla



            Joao se despide de los Huemules, no sin antes dejarle un GPS antiguo con batería solar, y la pulsera que les permite regresar a Ciudad Centro.

            -Sacha. ¿Los desenlazados son muy peligrosos?

            -Joao. Para nada… simplemente son quienes en un momento decidieron vivir fuera de Ciudad Centro porque no estaban de acuerdo con muchas de las cosas que allí sucedían. Al principio  eran perseguidos como marginales, pero con el tiempo algunas de las cosas que ellos producen o fabrican son muy valoradas por los mandos medios y superiores del Gobierno Corporativo, por lo que existe una relación pacífica… tengan cuidado de que no los confundan con espías de la Corporación, ahí si se les puede complicar…

            El GPS indicaba la existencia de un arroyo que se alejaba de Ciudad Centro. Decidieron dirigirse allí porque era una buena manera de circular por lugares donde fácilmente no podrían ser vistos, como la ruta de acceso al muro por donde circulaban distintos vehículos. El arroyo era recto y estaba contenido por murallas plásticas, se observaba que cada 500 metros había bocas de agua que conducirían a cañerías subterráneas que llevarían el agua hacia algún lugar. El paisaje era monótono: árboles a los costados del arroyo, y en el horizonte distintas máquinas – robots que trabajaban algunas sobre la tierra sembrando o recogiendo vegetales, otras sobre el aire pulverizando supuestamente aceleradores de crecimiento.

-         Kemal. ¡Miren! ¡Una casa en medio del campo! ¿si nos dirigimos hacia allí?
-         Maximiliam ¿y qué decimos? “Buenas tardes, nos escapamos de Ciudad Centro por los túneles” jajaja
-         Ruben. Bueno… vamos… algo se nos va a ocurrir.

            Al salirse del costado del arroyo se observa que un aparato que se encontraba en el aire se dirige hacia ellos.

-         Sacha. ¡Ayyyy! ¡me dio electricidad!

            Cada uno de los huemules recibía golpes eléctricos que provenían del aparato… como si  marcara un límite de paso; finalmente al llegar al camino que conducía hacia la casa se detuvo. Avanzaron por allí mientras el dron los acompañaba sin permitir que quitaran sus pies de la calle… si lo hacían la descarga eléctrica era ineludible… el descubrimiento fue realizado por Piero quien se divertía empujando a Kemal hacia el campo para escuchar un “¡Ayyyy!  con el comprobaba su teoría (lo que era divertido para casi toda la patrulla…)

            Al llegar a la casa nadie los atiende. Se dirigen a un enorme galpón donde escuchaban ruidos de maquinaria, en la parte superior del portón un cartel anunciaba “Propiedad de TOMONSAN, desarrollos tecnológicos. No Ingrese sin expresa autorización de la corporación”.

-         Maximilian. ¿y ahora qué hacemos?
-         Ruben. Fácil… espiamos por la ventana.

            No podía verse hacia dentro del galpón y Piero (callado pero efectivo) encuentra una pequeña ventana que podría ser de los sanitarios…

-         Piero ¿y si nos metemos por ahí?
-         Sacha. ¡Estan locos! ¡nos va a detener la Policía Corporativa y van a castigar a nuestros padres!
-         Kemal. No se discute… vamos y si vemos algo raro nos escapamos enseguida.

            Ingresan a por los sanitarios y al asomarse al salón ven una serie de compartimientos donde había personas trabajando… se escuchaba a la manera de un compás musical “Botón rojo, apriete ingresar; botón verde, apriete agregar producto; botón azul, apriete ajustar fluidos”, frase que se repetía una y otra vez. Quienes hacían el trabajo parecían estar muy concentrados, les llamo la atención que su cabeza fuera más chica que lo normal y que en ningún momento miraran para el costado o hablaran entre ellos… esto los animó  a acercarse un poco mas y con unos pequeños binoculares observaron que en cada uno de los box en el que se encontraban 10 personas trabajando había distintos órganos del cuerpo… era un cultivo ¡pero de órganos humanos!

            Suben unas escaleras y se deslizan sigilosamente hacia la oficina de la gerencia que se encontraba vacía, desde allí se veía toda el galpón . Al ingresar automáticamente se enciende una de las paredes – pantalla donde comienza una presentación institucional relatando y acompañando con imágenes 3 D la historia de la empresa, Se refiere al personal como altamente efectivo y abocado a su trabajo sin distracciones, y que el mismo fue producido a partir de un experimento genético realizado con mosquitos en América Latina, en la época en que los paises buscaban mejores condiciones vida para todos los habitantes perjudicando los intereses corporativos. “...Los trabajadores de Tomonsan son desarrollados genéticamente en los vientres de personas desenlazadas capturadas por la Policia Corporativa; la intervención genética permite eliminar las expectativas personales para que no interfieran con los intereses de la empresa obteniendo verdaderas computadoras biológicas adaptadas a  las necesidades productivas ”.

            Sin darse cuenta los Huemules  habían activado la alarma y un vigilante también de cabeza chica pero muy corpulento llega al lugar para decir “no está permitido estar en la oficina”, Logran eludirlo porque eran varios y el uniformado no se decidía a quien tomar; al salir de la oficina observan que otros vigilantes se acercaban… comienzan a correr, y gracias a la torpeza y el tamaño de los perseguidores logran escapar por el mismo lugar que entraron quedando un perseguidor atrapado en la ventana gracias a su tamaño… Mientras corrían escuchaban en un altavoz “La corporación ya los ha identificado, quédense en el lugar en espera de la Policía Corporativa sino serán perseguidos”


            Luego de unos minutos de correr a campo traviesa evadiendo drones que enviaban descargas eléctricas, llegan a los árboles del arroyo… A lo lejos se veía a los vigilantes corriendo torpemente por el camino sin entrar en los campos... tres horas fuera de Ciudad Centro y se habían convertido en una "patrulla fugitiva"..